Caldera Blanca

Una de las principales razones para ir a Lanzarote, son los impresionantes paisajes que parecen sacados de otro planeta. Caldera Blanca es uno de los pocos volcanes en la zona del Parque Nacional de Timanfaya que puedes descubrir caminando, el resto de volcanes debes visitarlos con un bus turístico que puede ser un poco decepcionante ya que no puedes salir en ningún momento. Por eso ir a Caldera Blanca es tan impresionante.

Aunque la caminata circular puede ser un poco difícil de hacer por sus 9km (alrededor de 3-4 horas), el ascenso es gradual y merece la pena el esfuerzo.

Cuando necesitábamos descansar un poco y beber agua (¡trae agua!), También hicimos algunas fotos de nuestras últimas novedades.

En la cima del cráter, puede llegar a hacer muchísimo viento, así que lleva un buen calzado para caminar y así evitar resbalar en las rocas volcánicas.

Photography: Alan Díaz



Compartir esta publicación